Gálatas 3,28 será el versículo bíblico que unirá todos los vigilias de oración por un mundo sin LGBTfobia

il

La votación en línea para elegir el versículo bíblico que unirá todos los cultos y vigilias para superar la homo-transfobia 2020 finalizó. El versículo más votado fue uno tomado de la carta de San Pablo a los Gálatas 3,28 en el que recuerda que: “Aquí no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús”.

La carta a los Gálatas es el manifiesto del cristianismo naciente, en el cual el apóstol Pablo se opone a los primeros intentos de vaciar el Evangelio y llenarlo con leyes, normas y decretos por respetar. El apóstol nos recuerda que Dios es amor y que la única ley para el hombre es la libertad de amar como es amado. Así es como saltan las barreras religiosas y culturales, sociales y de género con las que nos rodeamos: “No hay judíos ni griegos, no hay esclavos ni libres, no hay hombres ni mujeres” (Gálatas 3:28).

Cada división se elimina porque todas y todos somos hijas e hijos del mismo Padre, hermanas y hermanos que se acogen mutuamente en su diversidad. (Ver Silvano Fausti, La libertad de los hijos de Dios. Comentario sobre la carta a los Gálatas, Editorial Ancora 2010)

Una invitación, la de Pablo, para superar categorías, géneros y divisiones humanas. Pero no se trata de hacer “una igualdad que cancele la diversidad, sino de acoger la diversidad como un regalo enriquecedor, el cuerpo está formado por muchos miembros y cada uno es diferente, pero en Cristo somos una sola persona“. La conclusión viene por sí misma: el bautismo funda la igualdad fundamental de todos los hijos de Dios y es la base que nos permite llamar a hermanos y hermanas sobre todo a todos aquellos que son diferentes a mí. (Pastor Martin Ibarra)

Estas son algunas de las reflexiones que serán el hilo rojo que unirá este año, en los días anteriores y posteriores al 17 de mayo (día internacional contra la homotransfobia), muchas realidades y creyentes de buena voluntad que rezarán juntos para que nuestra sociedad y nuestras comunidades cristianas sean “cada vez más santuarios de acogida y apoyo hacia las personas LGBT y para todas las personas afectadas por la discriminación“.

Los mejores deseos de tod@s nosotr@s

Las voluntarias y los voluntarios del Proyecto y de LA TIENDA GIONATA